Editorial lebrillo cultural

La defensa del patrimonio material e inmaterial siempre ha sido uno de los objetivos prioritarios de la Asociación Cultural Amigos de Venta del Moro. Por ello participamos en la organización del VII Congreso de Historia Comarcal que se desarrolló en noviembre de 2015 bajo el lema de “Infraestructuras y patrimonio en la Meseta de Requena- Utiel” y una de cuyas sedes fue Casas de Moya. En el Congreso se habló también de patrimonio local como la infraestructura legada por el ferrocarril Baeza-Utiel en Venta del Moro, las pinturas rupestres del Cabriel o iglesias del término. En este número de “El Lebrillo Cultural” también se escribe sobre el tema y José Conejero y Andrés Esteban Sánchez describen y ponen en valor tres de las iglesias del término venturreño, haciendo hincapié en el injusto olvido por parte de los estudiosos de estos ejemplos singulares de patrimonio eclesiástico. Su análisis de los templos desde la perspectiva arquitectónica corrige parte de este vacío informativo.

La vitivinicultura sigue siendo un pilar fundamental económico del término de Venta del Moro con sus 5.579 hectáreas de viñedo y diecisiete bodegas elaboradoras. El experto enólogo y gran defensor de la bobal Félix Cuartero García realiza un análisis detallado y actual de todas las bodegas venturreñas que poseen una capacidad de 434.630 hectolitros.

Tampoco “El Lebrillo Cultural” olvida el aspecto humano. Luis Francisco Pérez recuerda y saca del olvido la sorprendente carrera del venturreño doctor Garrido, un pionero de la publicidad farmacéutica en el siglo XIX que fue una figura muy famosa en el Madrid de la época. Innovó en la publicidad agresiva de productos y servicios farmacéuticos. Se le dedicaron obras de teatros e incluso en Madrid se acuñó la frase: “Estar como el DoctorGarrido, siempre en su farmacia”. Lean el artículo con atención que no tiene desperdicio. Y también repasamos la vida y noventa y siete años bien cumplidos de Lucía Haba, una existencia feliz en tiempos recios.

Como humano fue el gran drama de las epidemias de cólera en la comarca con unos índices de invasión y mortalidad más elevados que el resto de la provincia y país. El artículo de este número se centra en la información y datos conocidos de Venta del Moro, especialmente en los cóleras de 1855 y 1885 con 151 y 56 fallecidos respectivamente.

Y el postre local lo aporta el cocinero José María Yeves que nos receta zumo de frutas naturales con base de mosto y horchata de almendra.

Pasen y lean esta revista que sigue siendo referenciada en estudios y tesis.

 

Asociación Cultural Amigos de Venta del Moro